Netflix gana un 88% más en el segundo trimestre, pero sufre en bolsa por la ralentización de las suscripciones |  Economía
Sede de Netflix en Los Gatos, California, en una imagen de archivo.
Sede de Netflix en Los Gatos, California, en una imagen de archivo.Paul Sakuma

Netflix obtuvo un beneficio neto de 1.353 millones de dólares (1.148 millones de euros) en el segundo trimestre del año, un 88% más que en el mismo periodo de 2020. Según las cuentas presentadas por la compañía de series y películas bajo demanda, El El número de suscriptores ha mejorado globalmente entre abril y junio en 1,54 millones, para llegar a casi 209,2 millones de suscriptores. Está por encima de las expectativas que la firma había presentado al mercado, pero muy por debajo del crecimiento del primer trimestre e incluso más que los datos del año anterior. Además, la firma estadounidense ha sufrido el primer revés en dos años en su mercado nacional, ya que también ha reportado la pérdida de 430.000 suscriptores en Estados Unidos y Canadá. Sin embargo, América del Norte sigue siendo su mayor caladero con 73,95 millones de suscriptores.

Más información

Europa, Oriente Medio y África (conocida como Emea) es el segundo mercado más grande para la plataforma de transmisión, con 68,70 millones de usuarios de pago al cierre del tercer trimestre (de los cuales 190.000 nuevos). Latinoamérica (38,66 millones de suscriptores, 760.000 más) y Asia Pacífico (27,88 millones, 1,02 millones más) quedaron atrás.

Los ingresos de la empresa con sede en Los Gatos (California, EE. UU.) Aumentaron un 19,4% en el segundo trimestre hasta los 7.341,7 millones de dólares (6.230 millones de euros). Así, en el primer semestre de 2021, la compañía obtuvo un beneficio neto de 3.059,7 millones de dólares (2.596 millones de euros), un 114% más que un año antes, mientras que su facturación aumentó un 21,7%, hasta los 14.505 millones de dólares (12.309 millones de euros). ). En cuanto al tercer trimestre del año, Netflix espera aumentar su número de suscriptores en 3,5 millones. «Si cumplimos con nuestro pronóstico, habremos agregado más de 54 millones de suscriptores netos en los últimos 24 meses o 27 millones sobre una base anualizada, lo que es consistente con nuestra tasa anual neta pre-covid», dijo la compañía en un comunicado.

Ralentización del crecimiento

Este no ha sido el único mensaje centrado en la expansión del negocio que ha lanzado Netflix, consciente de que las cifras de suscriptores han perdido el brillo de hace un año. En el primer semestre de 2020, la plataforma más grande del mundo para transmisión agregó 26 millones de usuarios. Y las previsiones de los analistas para el tercer trimestre de este año eran de unos seis millones de nuevos suscriptores. «Hay un poco de mar revuelto en nuestro crecimiento», admitió el director financiero de la multinacional, Spencer Neumenn, en declaraciones recopiladas por Bloomberg. «En términos generales, el negocio se está comportando bien», agregó. La empresa insiste en que tiene margen de mejora porque la transición de la televisión lineal al contenido en transmisión recién ha comenzado.

Las acciones estadounidenses, que presentaron sus resultados tras el cierre de la sesión de negociación del martes, comenzaron a cotizar el miércoles con pérdidas del 6,6%. Con el paso de las horas, la caída se ha recortado en más de dos puntos y en medio día ha perdido un 4,3%. En lo que va de año, las acciones han perdido más del 2% de su valor: Netflix ya había advertido de un ritmo más lento en las nuevas suscripciones, pero los inversores no esperaban una desaceleración tan abrupta y han penalizado a la compañía en los mercados.

De hecho, el comportamiento de las nuevas cuentas en el primer semestre del año ha sido el peor desde 2013, cuando Netflix solo estaba presente en poco más de la mitad de los países donde actualmente presta su servicio. La plataforma ha justificado que es porque la evolución de la pandemia ha provocado un menor consumo televisivo, pues han desaparecido los estrictos confinamientos que caracterizaron las primeras fases de la lucha contra el covid-19. También ha asegurado que algunos de sus contenidos más exitosos han sufrido retrasos en la producción, y por tanto en la emisión, por enfermedad.

De cara al futuro, Netflix recuerda que solo está presente en el 20% de los hogares con acceso de banda ancha en el mundo y que las cancelaciones de cuentas también se han ralentizado en comparación con los tiempos prepandémicos. Su otra gran esperanza está en los videojuegos, un servicio que espera lanzar en los próximos 12 meses para atraer y retener clientes. «Lo imaginamos como una parte central de nuestra oferta de suscripción», dijo el martes Greg Peter, gerente de producto de la firma californiana. El servicio copiará el modelo de contenidos audiovisuales, con producción propia y derechos sobre juegos creados por otras firmas. El nuevo producto también será una forma de intentar diferenciarse de la creciente competencia, con cada vez más empresas (y gigantes como Disney, Amazon, Warner o Apple) copiando el modelo de contenido bajo demanda en el que Netflix fue pionera y en el que Pese todo, sigue siendo un líder mundial.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *