Pandemia taurina (I): los sueldos de los toreros, desde el mínimo del convenio hasta el total libre |  Cultura

La pandemia ha sido, sin duda, la peor cornada que ha sufrido la fiesta taurina en toda su historia. Hoy, año y medio después de la suspensión de las primeras grandes ferias de 2020, el sector intenta recuperar la normalidad entre muchas dificultades; una de ellas, la limitación del aforo de las plazas -entre el 50 y el 75 por ciento, según las comunidades autónomas- que tiene un gran impacto en la cuenta de resultados de las empresas, el precio de los toros y el caché de los toreros.

¿Los empresarios taurinos ganan o pierden en la situación actual? ¿Cuánto cobra un ganadero por correr? ¿Cuánto reciben los toreros por disfrazarse de luces?

El esfuerzo periodístico es muy difícil. Si hablar de dinero suele ser de mal gusto, en el mundo taurino es tabú. Preguntar al respecto es casi ofensivo, y todos los personajes interrogados están en guardia, metiéndose las manos en los bolsillos cuando se les pregunta sobre precios y salarios.

Tras muchas entrevistas, algunas de ellas infructuosas, promete que tal o cual nombre quedará en secreto para siempre, dudas, silencios y verdades a medias, la primera conclusión es que no ha sido posible encontrar datos concretos y fiables sobre las consecuencias económicas de la limitación de capacidad.

En cualquier caso, con las amables aportaciones de todos los toreros participantes, se puede elaborar un borrador aproximado de las dificultades monetarias de los toreros, ganaderos y empresarios.

«A muchos matadores no les queda nada, pero luchan por sobrevivir» (El Fundi)

Todos pierden por las limitaciones en las taquillas; pero no siempre en la misma medida en que se reduce la capacidad. Depende de la categoría de las plazas y del prestigio de los toreros y toros; del número de espectadores que asisten a cada celebración, del pago por la prestación de servicios -leer partida presupuestaria- de algunos municipios y de la presencia o no de las televisiones autonómicas o Movistar Toros.

Pero todos los que lucen luces, incluidos los toreros más reconocidos, sufren una fuerte reducción de sus emolumentos, que en la mayoría de los casos asciende al 50 por ciento de lo que recibieron en 2019.

No es posible condensar en una sola entrega un trabajo ciertamente incompleto, pero necesariamente extenso. Este primer capítulo está dedicado a los toreros, muchos de los cuales no llevan luces desde que comenzó la pandemia; otros lo hacen por las tarifas mínimas que establece el convenio nacional taurino; algunos, muy pocos, se permiten el lujo de negociar mayores emolumentos, y hay quienes se visten de luces gratis.

Antes de continuar conviene aclarar las distintas categorías y clasificaciones que afectan a los toreros y plazas y que repercuten plenamente en el importe de los sueldos.

El mundo del toro sigue sufriendo los estragos de la pandemia.
El mundo del toro sigue sufriendo los estragos de la pandemia.O. Mulet

Los matadores, novilleros y rejoneadores se dividen en tres grupos:

R: Los que en la temporada anterior -en este caso, en 2019- han participado en un mínimo de 37 celebraciones.

B: Los que hayan peleado entre un mínimo de 13 y un máximo de 36 festejos.

C: Los demás.

Y los cuadrados se dividen en cuatro categorías:

1º: Madrid, Sevilla, Córdoba, Málaga, Valencia, Zaragoza, Bilbao, San Sebastián, Pamplona y Barcelona.

2º: Todas las capitales de provincia y otras de especial relevancia taurina.

3º: Todos aquellos que no son portátiles.

4: Portátiles no fijos.

«En muchos casos no se cumplen las tarifas mínimas del convenio nacional» (David Prados, presidente de la UNPBE)

En base a estos dos criterios -grupos de toreros y categorías de las plazas- se establecen las tarifas mínimas en el convenio nacional -el actual se prorroga a partir de 2020- que los distintos estamentos negocian con la Dirección General de Trabajo.

Así, los toreros del grupo A cobran desde 21.107 euros en un puesto de 1º a 16.673 en un puesto de 4º; los del grupo B oscilan entre 15.873 y 10.705; y los del grupo C, entre 14.286 euros y 9.680.

Estas cantidades incluyen los salarios de la tripulación y todo tipo de gastos generales.

En el caso de picadores y banderilleros, los que formen un grupo del grupo A y realicen el paseo en 1º puesto reciben 1.661 euros, cantidad que se reduce a 1.446 en 4º puestos. En los grupos B y C, el salario varía entre 1.271 y 749 euros.

Todos estos montos son brutos y todos hay que restar el 25 por ciento, ―incluidos los derechos de imagen―, acuerdo que el año pasado alcanzaron las haciendas taurinas para facilitar la celebración de las fiestas y que se ha prorrogado hasta el 31 de diciembre próximo. .

José Pedro Prados El Fundi, presidente del Sindicato de Toreros, asegura que la limitación de aforo está afectando «mucho al caché de los toreros». «Las cifras deben bajar sus pretensiones, y quienes más pelean es porque se ajustan a las circunstancias, y eso es lo que hay», agrega.

Su hermano, David Prados, presidente de la Unión Nacional de Picadores y Banderilleros (UNPBE), coincide con el planteamiento, y va más allá: “Hay matadores que pelean sin que les paguen, y algunos pierden dinero porque corren con todos los gastos; si la celebración es televisada, a veces hay que conformarse con los derechos de imagen ”.

A ambos se les hace la misma pregunta: ¿se cumple el acuerdo en todas las festividades?

Más información

Más información

Más información

«No», responde exhaustivamente. El Fundi. “Esta práctica siempre ha existido”, continúa, “pero ahora ocurre con más frecuencia; todo el mundo quiere pelear y hay empresas que abusan. A muchos matadores no les queda nada y luchan por sobrevivir. «

“No se cumple en muchos casos, por qué nos vamos a engañar”, agrega el presidente de picadores y banderilleros. «Hay celebraciones en las que se descuenta el 50 o 70 por ciento sobre el mínimo del convenio, que no es legal, pero si las partes lo aceptan …»

Una figura que prefiere permanecer en el anonimato afirma que lucha menos porque no está dispuesto a aceptar las condiciones económicas actuales; y un torero del grupo C -menos de 13 festejos en 2020- revela que tras una reciente celebración en un lugar de tercera categoría, solo disponía de 1.200 euros gratis, cantidad que el empresario ‘le dio’ por el buen funcionamiento del palco. oficina.

La pandemia y el aforo limitado ha afectado lógicamente al número de celebraciones, y aunque la temporada actual no es nada como la del año pasado, muchos espectáculos no se han recuperado.

“Muchos empresarios y ayuntamientos no se atreven a organizar ferias porque temen que no salgan las cuentas; y quienes deciden lo hacen con fuerte presión a la baja sobre ganaderos y toreros; y así lo estaremos por varios años ”, concluye. El Fundi.

Hasta aquí el apartado dedicado a los toreros; Es evidente que el paciente -el festival taurino- ha salido del coma, pero está sufriendo una rehabilitación larga, dura y costosa. Luchar por debajo de los mínimos legales o hacerlo gratis es una seria señal de alerta …

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *