Raúl Arellano: "Puede ser que los españoles fueron los únicos que dejaron de nadar en la pandemia" |  Juegos Olímpicos 2021

Los españoles que participen en el campeonato olímpico de natación que comienza este sábado en Tokio contarán con un plan de carrera especialmente diseñado. Será facilitado por Raúl Arellano (Pamplona, ​​1958), catedrático de biomecánica de la Universidad de Granada que lleva cuatro décadas investigando la interacción entre el ser humano y el agua de la piscina.

Pregunta. ¿Cómo descubrió que se dedicaría a la biomecánica aplicada a la natación?

Respuesta. Desde Cuando era muy joven, tenía curiosidad por conocer este deporte en profundidad, no solo como nadador. Viajando por Inglaterra hace 40 años me encontré con un libro náutico que me abrió los ojos: Aerohidrodinámica de la navegación, por el ingeniero polaco Czeslaw Marchaj. Allí comencé a comprender los fundamentos de la propulsión del nadador que fue el tema de mi tesis doctoral.

pag. ¿Cómo afectan las corrientes y las olas a los eventos de natación?

R. El nadador cuando nada genera ondas divergentes y transversales. Las ondas divergentes son aquellas que van de lado, se separan del nadador y afectan a los que están a su lado. Si te colocas en una determinada posición lateral con respecto a otro competidor, puedes ayudarte surf esa ola que genera. Si se pone detrás de usted, toda la parte turbulenta viene y lo frena. Por esta razón, en los eventos de larga distancia, los nadadores evitan acercarse a ellos. Siempre se ha conocido porque son principios náuticos. Sucede en el surf. Y ocurre con cardúmenes de peces o pájaros, que se disponen en posición de diamante. Se colocan en la zona donde aprovechan la energía positiva del de delante. Si se separan o retroceden, se pierde el efecto positivo. Es muy notorio en eventos de aguas abiertas donde el participante puede chupar rueda, como ocurre en el ciclismo. A Judit Ignacio, en 100 mariposa, en unos europeos le recomendé, a través de su entrenador Fred Vergnoux, ponerse un poco detrás de un rival más grande que ella: “Agárrate a su estela y no la sueltes porque te llevará hasta el final «. Esto le ayudó a batir el récord español.

pag. Si la natación es una adaptación del hombre a un entorno para el que no está naturalmente preparado, ¿existe una técnica perfecta?

R. Cada nadador es un mundo. No se puede hablar de una técnica de crol, braza, mariposa o espalda. Y ahí está la clave. Cómo se adapta el modelo general a cada nadador. Te das cuenta de que haces poco como entrenador o como biomecánico: el nadador viene con el chasis puesto, y lo aprovechas o no. Por eso la era del bañador de poliuretano nivelaba un poco las cosas: hizo que unos nadadores que no tenían esa montura desde que nacieran, con ese carenado que aporta el bañador impermeable, obtuvieran muy buenos resultados. Pero ahora se acabó: o vienes con chasis desde el nacimiento o no puedes. Hugo González, por ejemplo, tiene una clase innata.

Hacemos una estimación de lo que sucederá en las pruebas e informamos al nadador para que se anticipe a lo que puedan hacer sus oponentes. Se pueden hacer predicciones numéricamente precisas

pag. ¿Cuál es la evolución que ha tenido tu trabajo en los últimos años?

R. Nos estamos transformando de la biomecánica en analistas deportivos. Esta es un área de enorme desarrollo en todos los deportes y se basa en el análisis de datos. En los Juegos de Londres desarrollamos el preanálisis de la competencia. A partir de los datos que tienes, haces una estimación de lo que sucederá en las pruebas y le das información al nadador para que esté preparado y pueda anticipar lo que pueden hacer sus oponentes. Estamos hablando de súper nadadores que son capaces de tomar decisiones en muy poco tiempo en base a lo que está sucediendo en la carrera, o mantener la calma sabiendo que sucederán ciertas cosas, y si lo hacen bien tendrán su oportunidad. Numéricamente, se puede predecir con mucha precisión.

pag. ¿Cómo fue el plan de carrera de Mireia Belmonte en el oro de Río?

R. Se podía prever que la australiana Madeline Groves nadaría con cierto ritmo y que se adelantaría hasta las 150, y que lo que tenía que hacer Mireia era quedarse en su estela y luego atacar en la curva con un submarino más largo de lo normal y salir adelante. Esto sucedió como está con una diferencia muy pequeña. Entonces las fuerzas pueden responderte o no. Pero cuando tiene un modelo de desempeño y lo aplica, es más probable que suceda. Cuando sales sin estar preparado, solo estás aumentando la probabilidad de que sucedan cosas inesperadas.

pag. ¿Lo imprevisto nunca sucede?

R. Sí, porque los nadadores a veces se dejan llevar y reservan fuerzas para la final. Mireia lo sacó y el australiano no. Hay una frontera. ¿Quién ganará los 100 gratis en Tokio? Ves el ranking y están Popovici y Kolesnikov, y luego Dressel y Chalmers. Pero es muy probable que ganen Dressel o Chalmers, que tienen formas de nadar muy diferentes. Uno aprovecha la velocidad de salida y la mantiene en el segundo paso y el otro sale más lento y tiene una velocidad extraordinaria en el segundo paso. Hay dos formas de abordar la prueba. ¿Dónde puedes ganar tus décimas de segundo? Ahí está el juego.

pag. ¿Qué equipo depende más de los científicos?

R. Los rusos son los que más ciencia han aplicado en la formación. Es donde los equipos científicos tienen más influencia. Dimitry Volkov en los 80 solía ser el primero o segundo en Europa en los 100 braza porque eliminó todos los demás cuerpos y medio al comienzo. Diseñaron una salida con fundamento teórico, con movimientos que generaban momentos angulares óptimos, y flexionaron en el aire para aumentar la velocidad de rotación del cuerpo y entrar con un ángulo más abierto. La bautizaron Salida de Volkov. Y con un trabajo de potencia muy superior al que se hacía en natación en ese momento, en la salida sacó a todos los demás un largo y medio. Fue indignante. Pude observar en Moscú en el año 89 cómo usaban una catapulta mecánica adherida al poste de salida y activaban los músculos de las piernas con una intensidad enorme durante el impulso. Sus instalaciones contaban con otros mecanismos, como sistemas para realizar natación asistida en todos los carriles, que aún no hemos replicado tantos años después.

Kolesnikov hizo 47.53s. Pero para ser campeón olímpico en 100 libres creo que tendremos que bajar de 47. Dressel hizo 46,96 en 2019. La variabilidad positiva de Kolesnikov debería coincidir con la variabilidad negativa de los demás.

pag. ¿Crees que Kolesnikov tiene alguna posibilidad de ganar el oro en 100 estilo libre?

R. Kolesnikov es un mochilero extraordinario y tiene una gran marca libre: 47.53s. Pero para ser campeón olímpico creo que tendremos que bajar de los 47. Dressel puede hacerlo. En 2019 ganó 46,96 chelines. La variabilidad positiva de Kolesnikov debería coincidir con la variabilidad negativa de los demás. Hemos estudiado todas las clasificaciones del último europeo, desde las preliminares hasta la final, y la variabilidad es la clave: quien mantiene el mismo rendimiento en el primero y, sobre todo, en el segundo largo, obtiene mejores resultados. Es probable que el ganador tenga más de 47 años si la carrera es táctica, pero lo dudo porque Dressel no sale reservando. Depende de lo rápido que pueda salir Kolesnikov, que nunca ha sido extraordinariamente rápido al principio.

pag. ¿Hay algún descubrimiento científico que haya mejorado la forma de nadar en las últimas décadas?

R. La investigación básica se ha desarrollado en áreas como la hidrodinámica o los aspectos energéticos. Pero lleva mucho tiempo aplicarlo al nadador en su trabajo diario y requiere un entrenamiento muy sofisticado por parte del entrenador. En nuestro trabajo de finales de los 90, descubrimos con técnicas de visualización fluida que la estela que produce un nadador en su movimiento submarino es una estela propulsora, caracterizando lo que se puede considerar una buena estela u otras menos eficientes. Pero también nos dimos cuenta de que algunas características del nadador estaban relacionadas, como la flexibilidad del tobillo, la hiperextensión de la rodilla o la hiperflexión del hombro. El problema es que la hiperextensión de las rodillas es algo innato, lo que limita la propulsión a quienes no la tienen. El que hiperextiende las rodillas se propulsa mucho mejor en mariposa y espalda.

pag. ¿Por qué en la espalda?

R. Porque la espalda utiliza mucho más la propulsión de las piernas que el crol. El pie sale un poco del agua, pero precisamente gracias a la hiperextensión lo que queda en el agua es la rodilla, que es la que no debe salir, ya que aumentaría mucho la resistencia de las olas en esa zona.

pag. ¿Qué predicción haces para estos Juegos?

R. He descargado todos los rankings mundiales y mi conclusión es que nadie ha dejado de nadar con la pandemia. En la mayoría de los casos esos videos que circulan sobre aumentar la preparación física en seco, o son mentiras o resulta que entrenar lejos de las piscinas ha sido beneficioso. Hay italianos que pasaron el encierro en centros de alto rendimiento. Es probable que los únicos que hayan dejado de nadar sean los españoles. De lo contrario no se explica que en muchos equipos no ha habido ningún descenso en el rendimiento. Las marcas están dentro de las previsiones en una situación normal sin pandemia. Incluso hemos detectado avances brutales, como en los 200 libres de los ingleses, los 400 libres de los australianos, los 200 mariposa de Milak o los 100 braza con Peaty y Kamminga. ¡Estos dos están volando!

Suscríbete aquí a nuestro boletín especial sobre los Juegos de Tokio

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *