Santiago Ormeño, un delantero despreciado por México y reclutado por Perú para jugar la Copa América
El futbolista peruano Santiago Ormeño, durante un partido con Puebla en México.
El futbolista peruano Santiago Ormeño, durante un partido con Puebla en México.Manuel Velásquez / Getty Images

El equipo mexicano vive una paradoja. La selección está buscando un pívot delantero y ha cerrado las puertas a un par de candidatos. Tata Martino, el técnico del Tri, ha dejado marchar a Santiago Ormeño, un futbolista que despegó tarde en su carrera pero con un toque de gol. El conjunto de Perú no ha desaprovechado la oportunidad y ha convocado, por primera vez, a la selección absoluta para jugar la Copa América.

Santiago Ormeño (Ciudad de México, 27 años) fue un futbolista itinerante en México. Se probó a sí mismo como un club que le abrió las puertas para entrenar: Pumas, América y las Chivas de Guadalajara. Ninguno abrió la posibilidad de debutar en Primera División. El futbolista, nieto del jugador Walter Ormeño, aterrizó en la ciudad de Puebla. Allí probó los dos clubes de la ciudad aunque acabó quedándose en el Strip. Debutó tarde en Primera División a los 24 años. Ormeño, nacido en la Ciudad de México, tardó en despegar y lo hizo de forma inusual durante la pandemia. La emergencia sanitaria provocó la suspensión de la Liga MX, por lo que las autoridades del fútbol mexicano necesitaban encontrar una fórmula para comercializar en televisión el tiempo destinado a los partidos. La Liga lanzó un divertido torneo virtual de fútbol, ​​la e-Liga MX, en el que algunos futbolistas profesionales representaron a sus clubes en consolas. Ormeño fue uno de ellos.

Más información

El carisma de Ormeño, impulsado por la necesidad de un empresario para las estaciones de televisión mexicanas, fue un boom para su carrera. A pesar de ser solo un videojuego, Ormeño comenzó a ganar reconocimiento y llegó a la final del torneo virtual. El futbolista mexicano-peruano perdió ese torneo. Todo parecía ser una mera anécdota, pero Santiago Ormeño empezó a empezar con Puebla y a marcar goles. En el primer torneo tras el descanso, el jugador se consolidó en el once inicial con seis goles clave y devolvieron al equipo a la fase liguera tras cinco años sin hacerlo.

En el último torneo corto, Santiago Ormeño fue clave. Puebla terminó en la clasificación como tercero y logró colarse a las semifinales de la Liga MX. Y el ahora seleccionado peruano anotó nueve goles que lo validaron como el tercer mejor delantero mexicano. Su buen ritmo y, sobre todo, la confianza que ganó le valieron un lugar en la selección de México. Tata Martino, sin embargo, detuvo todo en seco y no lo consideró. «Lo que hacemos es que observamos todas las facetas del jugador durante un partido, no vamos por un jugador que tiene cinco o seis goles, también vamos por su participación en el partido», dijo Martino el pasado mes de marzo.

Martino, seleccionador de México desde 2019, también se ha burlado de otro de sus delanteros: Javier Chicharito Hernandez. El máximo goleador de la selección mexicana se ganó una mala fama tras dejar al técnico argentino durante la Copa Oro 2019. Ahora que Chicharito ha tenido una temporada decente con el LA Galaxy, Martino lo mantiene alejado del Tri. El técnico rosarino ha buscado, en un tiempo récord, hacer que su compatriota, el delantero Rogelio Funes Mori, se convierta en mexicano naturalizado, haga sus trámites ante la FIFA y pueda jugar como mexicano en un torneo oficial.

Ormeño, recién fichado por el Club León de México, estará a las órdenes de Ricardo Gareca para disputar la Copa América en Brasil. Los peruanos se enfrentarán a Brasil, Colombia, Venezuela y Ecuador. El nuevo delantero peruano, con la autoestima por las nubes, está enchufado.

Suscríbete aquí a Boletin informativo de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la situación actual de este país

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *