Telefónica: un trimestre récord, un semestre para la historia |  Economía

Telefónica celebrará su primer siglo de vida en 2024. Será el momento de repasar los principales hitos y logros de la compañía, marcados por el último año que ha supuesto una prueba de fuego tanto para la salud como para las comunicaciones humanas. La pandemia nos obligó a recurrir a la conectividad y garantizar una transición acelerada entre la vida analógica y digital. Teletrabajo, enseñanza en línea, videollamadas como un vínculo familiar incluso a dos cuadras de distancia. El consumo de ocio y entretenimiento ha prevalecido en el hogar y ha dado pasos agigantados como nunca antes. Las infraestructuras, los servicios digitales han cambiado al ritmo de la civilización. Y han respondido.

Mientras trabajaba para garantizar esta conectividad, apoyado en el liderazgo de sus redes, Telefónica también estaba implementando el plan estratégico presentado en noviembre de 2019 con la misión de acelerar la transformación de la compañía. Esta ejecución está dando resultados cada vez más visibles. La compañía que preside José María Álvarez-Pallete ha vivido un primer semestre de 2021 para la historia, con novedades que sirven para avanzar en este proceso de transformación, y para conseguir un resultado neto trimestral de 7.743 millones de euros, el más alto de su historia.

A principios de junio, Telefónica logró cerrar dos de las operaciones más importantes de su historia. Por un lado, la fusión de su filial británica, O2, y Virgin Media, filial de Liberty Global, para crear VMED O2, operador líder en el mercado británico gracias a la integración de sus servicios fijo y móvil. La suma de ambos supone un mercado de 46 millones de líneas entre móviles, banda ancha fija y televisión. Unos 50 millones de británicos verán reforzada su oferta de telecomunicaciones. Por otro lado, la venta de las torres Telxius (que lleva el nombre del operador global de infraestructuras de telecomunicaciones especializado en torres y cable submarino) en Europa y Latinoamérica, realizada por 7.700 millones de euros y en múltiplos récord en este tipo de operaciones, se ha visto concluido. . Las más de 30.700 torres Telxius están ubicadas en España y Alemania, en el continente europeo, y Brasil, Perú, Chile y Argentina, al otro lado del océano. Ambas transacciones certifican la intensidad con la que Telefónica está ejecutando el plan 2019. Las dos operaciones encajan en la idea de transformación para construir la nueva Telefónica.

Edificio de Telefónica en la Gran Vía de Madrid.
Edificio de Telefónica en la Gran Vía de Madrid.@facu_peche

Pero no son los únicos, pues en las últimas semanas también se han cerrado o anunciado otras operaciones. En Chile, el acuerdo ha sido con la firma de inversión KKR, con la que se crea una nueva empresa que se encargará de operar la primera red de fibra óptica de libre acceso en el país andino. Un despliegue que confirma el potencial del mercado chileno de banda ancha y contribuirá al desarrollo social y económico del país.

Por su parte, en Colombia, y también con la ayuda de KKR, se ha anunciado la creación de otra empresa con el mismo propósito. Los datos son interesantes. La nueva compañía llevará fibra óptica neutra a 90 ciudades en los próximos tres años, lo que supondrá una mejora en la velocidad de conectividad y el crecimiento de los hogares conectados. Actualmente, Telefónica en Colombia cuenta con más de 380.000 clientes de su servicio de fibra con velocidades simétricas de hasta 500 Mbps.

Estos movimientos también encajan con lo establecido en el plan estratégico, que entre otros objetivos perseguía la escindir Hispam opera para ganar eficiencia y reducir la exposición de capital en la región.

Sin precedentes

Las operaciones históricas cerradas en junio también han arrojado resultados igualmente históricos. En el segundo trimestre, Telefónica obtuvo un beneficio de 7.743 millones de euros, para sumar un total de 8.629 millones en el primer semestre del año. A su vez, han llevado a una reducción de la deuda sin precedentes. A finales de junio se redujo a 26.200 millones de euros, la mitad que hace cinco años.

Al mismo tiempo, las plusvalías de explotación han reforzado el balance del Grupo, que ahora cuenta con una estructura de capital más eficiente y aumenta la calidad del valor de la compañía, con un incremento de fondos propios de más de 10.000 millones de euros. . Telefónica también tiene una sólida posición de liquidez, que alcanza los 26.924 millones de euros.

El teletrabajo y la docencia online han reforzado la solvencia de la empresa en conectividad en estos 17 meses de pandemia.
El teletrabajo y la docencia online han reforzado la solvencia de la empresa en conectividad en estos 17 meses de pandemia. Westend61 / Getty Images / Westend61

El buen comportamiento de los negocios en el primer semestre del año y las favorables perspectivas para el segundo semestre en los principales mercados de Telefónica llevan a la compañía a elevar sus objetivos financieros para 2021. Si la referencia anterior contemplaba una estabilización de ingresos y resultado operativo antes de amortización (OIBDA), ahora considera que se moverán entre la estabilización y el ligero crecimiento. Además, mantiene el retorno a un nivel normalizado de inversión (CapEx) sobre ventas de hasta un 15%.

Telefónica demuestra así la vuelta a la senda del crecimiento. Y confirma la vigencia de su plan estratégico, que se ha convertido no solo en el motor del proceso de transformación de la compañía, sino también en un refuerzo clave para seguir cumpliendo su misión, consistente en “hacer un mundo más humano conectando la vida de las personas”. Telefónica apuesta por un futuro más conectado y sostenible a través de la digitalización, cuyos beneficios deben ser accesibles para todos. Una digitalización justa e inclusiva basada en valores y con la tecnología al servicio de las personas.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *