Tokio 2020: Briseida Acosta sustituye a María del Rosario Espinoza en taekwondo para los Juegos Olímpicos
María del Rosario Espinoza, durante su participación en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.
María del Rosario Espinoza, durante su participación en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.Julian Finney / Getty

Fin de ciclo para María del Rosario Espinoza (Guasave, Sinaloa, 33 años). La galardonada luchadora de taekwondo le había otorgado a México una medalla en cada uno de sus viajes a los Juegos Olímpicos. La medalla más valiosa fue la de oro que ganó en Beijing 2008. Este sábado, Espinoza perdió un partido que iba a asegurar su boleto a Tokio ante Briseida Acosta (Navolato, Sinaloa, 27 años). Acosta, una de las grandes promesas de México, ha tomado el relevo.

Más información

El deporte mexicano encontró en María del Rosario Espinoza una gran deportista: es la única mexicana en ganar tres medallas olímpicas. En las últimas dos décadas, las mujeres han levantado la cara por el deporte de México. Ha sido 16 medallas olímpicas que los mexicanos han ganado en diferentes competencias más de las 12 que han ganado los hombres.

De niña, Espinoza ayudó a su padre a pescar en el pueblo de La Brecha. Creció con un bate de béisbol a su lado y jugaba con pienso para caballos cerca de casa. Veía peleas de boxeo en la televisión y su abuelo lo animaba a usar guantes. Espinoza descubrió el taekwondo a través de uno de sus profesores de educación física. Comenzó a viajar para entrenar y la rutina la envolvió hasta que comenzó a participar en torneos locales. En su primer gran evento internacional, ganó tres medallas de bronce en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en 2006. Un año después, en el Campeonato del Mundo deslumbró al ganar la medalla de oro. Esa misma furia lo llevó a repetir la hazaña, pero ahora en los Juegos Olímpicos de Beijing.

Briseida Acosta se enfrenta a la rusa Olga Ivanova en el Mundial de Taekwondo, en 2013.
Briseida Acosta se enfrenta a la rusa Olga Ivanova en el Mundial de Taekwondo, en 2013.Hilda Ríos / CUARTOSCURO

Espinoza ganó el bronce en Londres 2012 y la plata en Río de Janeiro cuando a la delegación mexicana le faltaron medallas. La mexicana había asegurado que el ciclo olímpico de Tokio era el último para ella. Para viajar a Japón a los Juegos más atípicos por la pandemia, tuvo que enfrentarse a Briseida Acosta para ganar el boleto mexicano en la categoría de más de 67 kilogramos. Acosta llevó al gran atleta mexicano al límite y hasta la batalla se definió en la prórroga por un solo punto. Un abrazo entre los dos cerró el camino de la gran María del Rosario Espinoza.

Briseida Acosta es la estrella de la actualidad del taekwondo mexicano. En los últimos Juegos Panamericanos, en Lima 2019, ganó la medalla de oro. Además, en el Campeonato del Mundo de la especialidad ganó la plata en 2013 y el bronce en 2019. María del Rosario Espinoza ha sido una de sus mayores rivales para clasificar a las principales competiciones internacionales. Para ganar ese oro en Lima, Acosta tuvo que vencer a María del Rosario. Fue una especie de venganza deportiva porque fue Espinoza quien la dejó fuera de los Juegos Olímpicos de Río, algo que llevó a Acosta a la depresión, según confesó a la revista. Proceso.

Acosta confió su trabajo al serbio Dragan Jovic, en 2018, para poder entrenar de manera diferente y poder sacarle partido a Espinoza. La apuesta, finalmente, salió. Tras derrotar a su mayor rival, Briseida Acosta acudirá a sus primeros Juegos Olímpicos a los 27 años, en su mejor momento.

Suscríbete aquí a Boletin informativo de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la situación actual de este país

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *