Urkullu espera recaudar 220 millones anuales con los tres nuevos impuestos transferidos |  España

El lehendakari, Iñigo Urkullu, asistirá este viernes a la Conferencia de Presidentes Autonómicos tras obtener un nuevo pellizco económico del Estado que el Gobierno Vasco cuantifica en unos 220 millones de euros anuales. La Comisión Mixta del Pacto Económico ha firmado este jueves el pacto fiscal que había exigido el presidente vasco para asistir a la cita con el presidente Pedro Sánchez en Salamanca. El convenio que el Ejecutivo autonómico se había encargado de adelantar este miércoles supone el convenio de tres nuevas figuras tributarias que a partir de ahora serán gestionadas por las fincas forales de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa. De esta forma, el País Vasco será la única comunidad que recauda el impuesto a las transacciones financieras (impuesto Tobin), el impuesto a los servicios digitales (impuesto Google) y el IVA al comercio electrónico (OSS). Este mismo acuerdo podría concretarse tras el verano con la finca de Navarra.

La estrategia de tira y afloja que ha venido utilizando Urkullu en sus negociaciones de última hora con el gobierno central ha vuelto a dar sus frutos para el Lehendakari. El consejero vasco de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, ha celebrado el acuerdo económico firmado este jueves en Madrid con la consejera de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, como «un paso más en el autogobierno vasco». La transferencia de los tres impuestos pactados permitió desbloquear in extremis La resistencia de Urkullu a asistir a la Conferencia de Presidentes en los últimos días, como sucedió hace un año, cuando el Lehendakari decidió, también a última hora, asistir a la cumbre celebrada en San Millán de la Cogolla (La Rioja). Luego logró cerrar un acuerdo sobre la senda deficitaria de la comunidad autónoma.

Los tres ayuntamientos vascos serán los encargados de recaudar el impuesto a las transacciones financieras, conocido como impuesto Tobin, un impuesto indirecto que grava las adquisiciones de acciones de sociedades cotizadas cuyo valor bursátil supere los 1.000 millones de euros. Google también cobrará la tarifa, por la que se grava el 3% de los servicios digitales de las empresas. El impacto económico de estas dos cifras tributarias alcanza un importe cercano a los 220 millones anuales para el conjunto de la CA de Euskadi, según el cálculo ofrecido por el Gobierno autonómico. Esta cantidad representa aproximadamente el 1,5% del total recaudado vía impuestos por las tres fincas arrendadas vascas. En 2020 ingresaron 13.949 millones de euros por los impuestos pactados.

El Ministerio de Hacienda, por su parte, no ha cuantificado qué supondrá para las arcas provinciales vascas la recaudación del IVA del comercio electrónico, ya que se trata de un régimen europeo especial que afecta a las transacciones internacionales entre empresas y consumidores.

La Comisión Mixta del Pacto Económico también ha establecido la capacidad deficitaria del Gobierno Vasco y de las Diputaciones Forales Vascas, que se ha fijado en el 0,9% y el 0,2% del PIB vasco (representan 707 millones y 157 millones, respectivamente), y el límite de endeudamiento del Ejecutivo autonómico, establecido para 2022 en 12.255 millones de euros (equivalente al 15,6% del PIB vasco). Azpiazu ha declarado tras la firma del convenio que estas referencias de déficit y deuda pública permitirán a su departamento preparar «presupuestos expansivos con fuerte inversión pública» para el próximo ejercicio fiscal.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *