Van Vleuten abre el camino a todos en la Vuelta Femenina |  Deportes
Van Vleuten se impone en Aguiar de Pereiro.
Van Vleuten se impone en Aguiar de Pereiro.Photogomez Sport

Roglic, Pogacar, Egan Van Aert, Van der Poel, Evenepoel, Ayuso … Los grandes renovadores del ciclismo masculino al grito de «Sin riesgo no hay gloria» (Sin riesgo no hay paraíso), atacantes que se enamoran de la afición guiados por la convicción de que el camino, la forma de afrontarlo, es más importante que la meta, para llegar primero, creen que están siguiendo el camino de Eddy Merckx, pero, de fondo, no hacen más que imitar a Annemiek van Vleuten, la holandesa de Movistar, que para ganar la Vuelta Femenina ataca a 60 kilómetros de meta en Pereiro de Aguiar, en las afueras de Ourense, y entre bosques y montañas, y el poderoso Sil que lo guía hacia el Miño. Van Vleuten ataca y los tres que intentan sujetar su volante, Vas, Niewiadoma y Longo Borghini, se rinden ascendiendo a A Lama.

El de Van Vleuten, de 38 años, es un ataque caníbal, como se dijo antes en memoria de Merckx y Galicia, o vanvleutenesqueComo debe describirse en la realidad, ha conseguido tantas victorias en su carrera de esta forma que, en meta, se traduce en casi tres minutos en el segundo y en más de siete minutos en el décimo, lo que dio tiempo a el pelotón derrotado. La victoria, la segunda en las tres etapas de la Ceratizit, la ronda femenina española, tras la contrarreloj de Manzaneda, la víspera, entrega también a la número uno del mundo el maillot rojo de la carrera, que defenderá en la última etapa. el domingo, al Obradoiro de Santiago.

«Después de la primera etapa pensé que habíamos perdido todas las opciones en la clasificación general, pero tampoco quería dejar de intentarlo estos días, porque nunca se sabe», dijo Van Vleuten tras conseguir su undécima victoria de la temporada con el español. camiseta del equipo. “La última etapa fue un día difícil. Este no es el Tour ni tenemos los Campos Elíseos mañana; tendremos que salir con toda la concentración para defender este liderazgo. El equipo llega con toda la confianza y sé que vamos a poder luchar bien ”.

La victoria en la carrera femenina española que llega por primera vez a las cuatro etapas permitirá a la holandesa, fichada esta temporada por Movistar, olvidar la pifia olímpica, cuando su equipo, el más poderoso de todos, le daba tan poca importancia al solitario. Huida de la desconocida matemática austriaco-catalana Anna Kiesenhofer, de la que algunos ni siquiera sabían que ya había ganado cuando entraron en el circuito de Fuji, ni siquiera Van Vleuten, que terminó segunda y levantó los brazos creyendo que había ganado. Tres días después tomó represalias ganando el oro olímpico en la contrarreloj.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Gorjeoo regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *