La Policía Nacional ha detenido en Valencia a cinco hombres de entre 16 y 24 años, de origen marroquí, como presuntos autores de un total de cuatro delitos de agresión sexual, siete robos con violencia e intimidación, dos hurtos y un delito de lesiones. Los arrestados actuaban en grupo, aprovechando las horas nocturnas en las que la escasez de luz les permitía abordar a sus víctimas por sorpresa en la playa de la Malvarrosa de Valencia.

Dos de los detenidos han ingresado en prisión y un tercero, menor de edad, en un centro de régimen cerrado. Se han recuperado siete teléfonos móviles de alta gama, joyas y otros efectos personales que han sido devueltos a las víctimas.

La investigación llevada a cabo por la Unidad de Atención a la Familia y la Mujer (U.F.A.M.) de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Valencia, se inició cuando, el pasado mes de octubre, dos mujeres denunciaron haber sido agredidas sexualmente en la playa de la Malvarrosa durante la madrugada mientras se encontraban en la arena. Los agresores las abordaron aprovechando la oscuridad de la zona, intimidando y agrediendo además a los acompañantes de las víctimas para robarles los teléfonos móviles.

Posteriormente, y gracias a la investigación llevada a cabo por parte del Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de distrito de Marítim, se detuvo a cinco hombres y se identificó a un sexto como presuntos responsables de otros dos delitos de agresión sexual a dos mujeres, cometidos en la misma zona y bajo el mismo ‘modus operandi’. Dos de los ellos fueron reconocidos fotográficamente por las primeras víctimas como presuntos autores de dos agresiones sexuales y cuatro robos con violencia.

Tras diversas pesquisas, los agentes consiguieron relacionar nuevamente a este grupo de jóvenes con otros tres delitos de robo con violencia, dos delitos de hurto y un delito de lesiones, todos ellos perpetrados en un corto espacio de tiempo en la misma zona. Finalmente, se recuperaron diversos efectos personales como joyas y teléfonos móviles de alta gama que fueron devueltos a sus legítimos propietarios.

Los detenidos contaban con antecedentes policiales y tres de ellos se encontraban en situación irregular en España. En esta investigación participó también el Grupo de Atención al Ciudadano (G.A.C.) de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Valencia y el Grupo Operativo de Respuesta (G.O.R.) de la Comisaría de distrito de Marítim.