Se ha recuperado el servicio habitual en las líneas de Cercanías, así como en los trenes de Media y Larga Distancia

Varios operarios junto a uno de los trenes de Cercanías que ha descarrilado EFE

La circulación de trenes de la red de Cercanías de Renfe ha sido restablecida entre Atocha y Recoletos después de que quedara suspendida para «adelantar la realización de pruebas que se habían previsto, relacionadas con el comportamiento del material rodante (tren) sobre la vía», según ha informado Renfe.

«En estas actuaciones han participado unos 60 trabajadores de Renfe y Adif, además del refuerzo de personal de los equipos de información y atención al cliente en Cercanías de Madrid», han explicado desde Renfe en un comunicado.

De esta manera se ha conseguido restablecer la circulación por las dos vías entre Atocha y Recoletos, lo que permite recuperar el servicio habitual en las líneas de Cercanías, así como en los trenes de Media y Larga Distancia (con origen o destino Alcázar de San Juan, Jaén, Almería o Extremadura) que circulan en este tramo.

Durante la modificación de servicio, Renfe destaca su esfuerzo adicional para facilitar información a sus clientes y a través de todos sus canales de comunicación y atención al viajero.

El propio Ministro de Transportes, Óscar Puente ha compartido la noticia en sus redes sociales, donde ha hecho público un informe sobre las incidencias. Además, ha destacado desde las 19:00 de este sábado se han realizado pruebas y trabajos en el túnel para comprobar su funcionamiento.